Procesión de Verges

La Procesión de Verges es una de las joyas de la corona de nuestra cultura. Desde que se pone el sol en Jueves Santo hasta que la luna ilumina las antiguas calles empedradas, Verges se transforma en un escenario vivo que ha cautivado los corazones de generaciones.

Durante siglos, el Jueves Santo en Verges ha sido sinónimo de tradición y devoción. La primera mención de este evento nos transporta al año 1666. Un testimonio escrito de la fuerza y persistencia de una tradición que ha superado el paso del tiempo.

La Procesión de Verges no es solo una representación; es el eco de una obra literaria que ha trascendido los siglos. Basada en el libro en verso de Fra Antoni de Sant Jeroni, «Representación de la Sagrada Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo» fechado en 1773. Esta tradición, profundamente arraigada en la cultura catalana, cobra vida cada Jueves Santo en el pueblo de Verges. Como cronista y testigo de esta festividad, me complace transportarlos a una época donde la devoción y el arte se fusionan en un espectáculo de fe y tradición.

La Procesión de Verges – Más que una Representación

Cuando hablamos de la Procesión de Verges, hablamos de un evento que va más allá de una simple actuación. En efecto, se trata de un retablo vivo que nos conecta con la historia y las creencias que han moldeado la identidad de nuestro pueblo durante siglos.

Anualmente, y con la llegada de la Semana Santa, las calles empedradas de Verges se transforman en un escenario al aire libre. Entonces, los habitantes y visitantes se convierten en espectadores y, al mismo tiempo, participantes de una tradición que se remonta al siglo XVII.

De hecho, la Procesión de Verges es una expresión de fe que ha sido cuidadosamente conservada y transmitida de generación en generación. No solo se representa la pasión y muerte de Jesucristo según los cánones religiosos, sino que también se incorpora un rico tejido cultural que incluye danzas tradicionales, música y poesía, elementos que, sin duda, enriquecen esta experiencia única.

La Primera Parte de la Procesión

Por lo tanto, cuando el reloj señala las 5 de la tarde, el primer acto comienza en La Placeta, se trata del desfile de Manages. Una vez finalizado, es hora de ir a cenar para tomar fuerzas para la primera parte de la procesión que comienza en la Plaza Mayor, no se trata solo de asistir a un acto más. Se convierte en una inmersión en un pasado que aún palpita con fuerza en el presente. Además, la representación se basa en la obra de Fra Antoni de Sant Jeroni, lo que añade una capa adicional de profundidad y significado a la velada.

La Procesión de Verges y su Recorrido Nocturno

A medida que avanza la noche, la Procesión de Verges se transforma gradualmente en una experiencia multisensorial. De esta manera, la oscuridad se ve interrumpida por la deslumbrante luz de las antorchas que guían el camino de los participantes. Además, el aire se llena del profundo sonido de los tambores. Un eco que marca el ritmo del paso solemne y medido de los personajes bíblicos.

Simultáneamente, esta marcha, que reverbera a través de los empedrados antiguos, no solo rinde homenaje a la historia; se convierte también en un camino para la contemplación y el silencio. Dentro de este entorno histórico, los asistentes viven una conexión profunda con la narrativa sagrada que trasciende las palabras.

En última instancia, esta tradición va más allá de la mera conmemoración; se presenta como una oportunidad única para que el pueblo comparta un momento de recogimiento y de continuidad cultural. De este modo, con cada paso dado, los vecinos y visitantes entrelazan los hilos de un legado vivo, una expresión palpable de la identidad y la fe que perdura con cada Jueves Santo.

La Procesión de Verges Durante la Pandemia de la Covid-19

Incluso en momentos de dificultad, como los años 2020 y 2021, el pueblo de Verges mantuvo vivo el espíritu de la Procesión, esperando con anhelo el momento en que pudieran reunirse nuevamente para compartir esta experiencia.

El Futuro de la Procesión de Verges

Mirando hacia el futuro, la Procesión de Verges se prepara para acoger a nuevos espectadores y perpetuar su leyenda. Por lo tanto, al mirar hacia el horizonte de 2024, la expectación crece de manera palpable. Además, el pueblo y los organizadores trabajan con fervor para ofrecer una experiencia renovada, manteniendo la esencia de la tradición.

Paralelamente, la tecnología y las nuevas metodologías didácticas prometen enriquecer la representación, garantizando que la sabiduría y la emoción de esta práctica multisecular continúen cautivando tanto a jóvenes como a adultos. Finalmente, la Procesión de Verges se proyecta no solo como custodia del pasado, sino también como semilla de inspiración para el futuro.

La Preparación de la Procesión

Si planeas visitar Verges para la Procesión, llegar a primera hora de la tarde te permitirá vivir el espectáculo completo. En consecuencia, después de la misa de las 4, los preparativos comienzan y las calles se llenan de vida y color.

Asimismo, la decoración de los misterios es una tarea que recae en manos de los vecinos. Con este fin, cada rincón del pueblo se prepara con dedicación para esta noche tan especial. Este esfuerzo colectivo demuestra el carácter comunitario y participativo de la Procesión, donde cada detalle es cuidado con amor y respeto.

Un Evento para la Memoria

Cada año, la Procesión de Verges deja una huella indeleble en aquellos que la viven. Más allá de ser simplemente un evento religioso o cultural, representa un testamento vívido de nuestra identidad como pueblo.

Por consiguiente, espero que este artículo les haya inspirado a visitar Verges y a experimentar de primera mano la magia de la Procesión. Como hijo de esta tierra, compartir esta tradición con el mundo es, para mí, un honor y un placer inmensos. Por lo tanto, no se pierdan la oportunidad de ser parte de esta historia viva, una experiencia que seguramente enriquecerá sus vidas.

Principales puntos de interés de la Procesión:

Processó de Verges
(Total de visites 2.870, 6 visites avui)